Inicio

Asociación Afectados de Polio y Síndrome Post-Polio

Detalle de la Noticia

(17/09/2020) - CARTA ABIERTA A AROA MORENO DURÁN

 

 

Estimada Aroa,

Te agradezco en nombre de nuestra Asociación, que muestres públicamente el amor hacia tu familiar y que hagas referencia a lo que tantas veces hemos denunciado, la falta de información en la Dictadura y el olvido en la Democracia.

Nos gustaría aclarar y añadir algunas cuestiones sobre tu artículo en Infolibre titulado "La polio: la epidemia que Franco ignoró y ahora ignoramos nosotros".

Jonas Salk, perfeccionó la vacuna que ya se había descubierto años antes, hasta conseguir que fuese segura y eficaz, comenzado a vacuna en abril de 1955.

La cifra de 300.000 supervivientes de polio, somos nosotros quienes la sacamos a la luz. Esta cifra corresponde a un estudio de los años 70, ya en democracia. Son los afectados de todos los años transcurridos hasta esa fecha, no del periodo 1950-1964.

El 18 de diciembre de 2003, presentamos una querella criminal en los Juzgados de la Plaza de Castilla en Madrid, contra el Estado español, sin nombres. El juzgado halló indicios, pero la archivo posteriormente por no encontrar culpables, sin realizar diligencias. Según nuestro abogado, para conseguir que se reabriera, teníamos que facilitar nombres. Dimos cuatro nombres y la querella se reabrió en 2005. Finalmente la querella se volvió a archivar en 2008. Comenzamos después procesos contenciosos administrativos, pero esto es otra historia.

Conocíamos el dato de que se vacunaron 200.000 niños en el ámbito de la medicina privada y también vacunaron con la inyectable desde las direcciones generales de sanidad, llegando a la cifra de 1.000.000 de niños en 1963.

Siempre hemos reclamado investigación científica/médica sobre las causas y el mejor tratamiento posible del síndrome post-polio. Hemos difundido su existencia desde el año 2000 y nos hemos enfrentado, lo mejor que hemos podido, a toda clase de atropellos mediáticos, jurídicos, políticos.

La información conseguida la contextualizamos y nos preguntamos muchas veces, como han podido y pueden dormir tranquilos, con lo que nos hicieron y nos hacen.

No nos identificamos con el término “niños de la polio”. Es un apelativo que utilizó el diario El País hace unos años. Somos adultos que tomamos las riendas de nuestras vidas hace muchos años, eso si, sin la información necesaria.

Recibe un fuerte abrazo y un afectuoso saludo.

Lola Corrales

Presidenta de la  Asociación Afectados de Polio y Síndrome Post-Polio